fondo Servicios bibliotecarios a través de Internet SEDIC
fondo
Unidad de autoformación

 
  Programa
Ayuda  
       
sección 1
  Bibliotecas virtuales y servicios virtuales
 
 
  1. Gestión de una Web de Biblioteca  
  2. Arquitectura de la Información  
  3. Bibliografía  

1. Gestión de una Web de Biblioteca

Internet es un gran escaparate. Una de las mejores formas de que una biblioteca se dé a conocer es teniendo un sitio Web a través de las cuales se presente, informe sobre sí misma, se acerque a sus usuarios y, si es posible, ofrezca determinados servicios en línea.

El hecho de que la edición de páginas html se haya simplificado de forma extrema y de que existan múltiples posibilidades para albergar información en servidores conectados a Internet permite que haya una gran cantidad de pequeñas y grandes bibliotecas que se asoman a Internet para dar testimonio de su actividad.

La forma en la que cada Biblioteca se asoma a Internet, varía mucho en función, no tanto de su capacidad técnica, como del tipo de Biblioteca de la que se trate y de su nivel de implicación en los servicios a distancia. Con pocos conocimientos y mucha voluntad y contacto con la comunidad de usuarios, se pueden ver resultados realmente interesantes.

Aquello que no se ve no existe. Ahora bien, precisamente porque Internet es en primer lugar un escaparate, nuestra presencia en la red va a ser observada por muchos. No es recomendable estar en la red por estar, hay que hacerlo bien. Y cualquier esfuerzo razonable por estar bien en la red va a tener efectos multiplicadores. Ante la duda de la utilidad de Internet, siempre es preferible ir en progresión: pequeños presupuestos, pequeños objetivos que se incrementan en función de resultados.

La estética de una Web es importante, pero no decisiva: si los visitantes no encuentran la información que buscan el sitio podrá ser muy atractivo visualmente pero poco funcional, por lo que los usuarios pueden decidir no volver.

Para que un servicio a través de Internet tenga éxito, debe cumplir una serie de características:

  • Ubicuidad: ser fácilmente localizable en la red.
  • Buscabilidad: estar suficientemente presentes en los buscadores e índices.
  • Accesibilidad: no poner trabas a ningún usuario
  • Visibilidad: facilidad de comprensión
  • Usabilidad: facilidad de uso
  • Estética: diseño bonito y práctico
  • Fidelidad: capacidad de crear una comunidad
  • Veracidad: La capacidad del sitio de responder realmente a las expectativas del usuario, ya que no da información exagerada o falsa. Adecuar la oferta a la capacidad de respuesta.
  • Actualización: constante revisión de la actualización de los datos y la conectividad de los enlaces.

subir

 

subir

Otros aspectos a considerar

  • Grado de penetración del acceso a Internet en el entorno de la biblioteca y proyección de futuro.
  • Asegurar apoyo institucional y social para garantizar la viabilidad financiera y tecnológica del proyecto y asegurar su permanencia.
  • Conocer en profundidad el ciberespacio, especialmente el de su entorno físico o temático. Asumir plenamente el principio básico de la complementariedad de los recursos disponibles. No duplicar informaciones o servicios ya existentes en la red.
  • Quién hace la Web: la tendencia actual es a que sea el propio personal bibliotecario especializado en estas tareas, ya que los sistemas de edición de páginas webs son muy fáciles de utilizar. Otras bibliotecas optan por contratar el diseño (o asesoramiento) a empresas especializadas: puede tener buenos resultados siempre que se trabaje de forma interactiva con la Biblioteca, teniendo en cuenta sus necesidades.
  • Inversión tecnológica mínima necesaria: puede igualmente asumirlo la Biblioteca, pero precisará de personal especializado y de inversiones en equipamiento o contratarlo con una empresa de servicios. Muchas de las funcionalidades Web están ya incluidas en los paquetes integrados de gestión de bibliotecas (módulo OPAC)
  • La Web no puede ser estática: la información debe ser constantemente actualizada, ante cualquier cambio, más aún si se tiene un servicio de noticias o novedades.
  • La Web debe ser atractiva, potenciar su uso por parte de los usuarios. Ofertar un servicio de calidad: comprensible, dinámico, rápido, profesional y estéticamente atractivo.
  • Promocionar adecuadamente los servicios telemáticos del centro. Poner la información en un servidor Web no es garantía suficiente de alcanzar a todos los usuarios potenciales deseados. Necesitamos dar difusión a la existencia de nuestras páginas si deseamos que cumplan su función.

2. Arquitectura de la información

La Arquitectura de la Información es la disciplina que trata el diseño de los espacios de información en un entorno digital, estableciendo el conjunto de principios, procesos y métodos que rigen su conceptualización, y que aporta las técnicas, instrumentos y herramientas necesarios para su producción.

En la actualidad la tendencia es ir hacia el Web centrado en el usuario.

La idea fundamental es que el diseño de la Web de biblioteca permita localizar fácilmente lo que buscamos (findability).

El medio para lograr una buena “encontrabilidad” es hacer que cada cosa esté perfectamente identificada (etiquetado, clasificación) y diferenciada del resto y a su vez perfectamente relacionada con el resto de elementos con los que pueda tener relación (familias taxonómicas, hipervínculos). Identificar cada elemento de forma precisa a la vez que permitimos llegar a ellos a través de los contenidos relacionados. Generalmente a través de un sistema de organización del conocimiento adecuado a la comunidad de usuarios a la que va dirigido el Web (o en su caso en un lenguaje natural).

Algunas bibliotecas experimentan ya con métodos para hacer más fácil su utilización... La “usabilidad” (usability)

es la medida de cómo un usuario individual navega , busca o interactúa; se trata de un conjunto de técnicas de evaluación, ideadas por J. Nielsen y recogidas ya en varias normas ISO. El interfaz de usuario es el elemento clave para la usabilidad de un sitio Web (y en el caso de las Bibliotecas, el interfaz del OPAC y cualquier otro recurso de información) ya que condiciona la interacción hombre-ordenador.

Las últimas tendencia giran en torno al concepto de J.J. Garret “user experiences” es decir, diseñar Web basándose en estudios previos sobre las experiencias y el comportamiento práctico del usuario.

subir

 

subir

El diseño del Web ha de partir de estos principios básicos en el comportamiento de los usuarios en la Web:

  • No leemos las páginas, las hojeamos
  • No tomamos decisiones óptimas, sino suficientes
  • No buscamos la mejor información: nos apañamos con lo que encontramos en las fuentes a las que estamos acostumbrados
  • No malgastamos el tiempo rastreando en grandes cantidades de información: no vamos más allá de un determinado nivel de profundidad, no comprobamos más de un nº determinado de enlaces
  • No averiguamos el funcionamiento de las cosas, nos las arreglamos.

A veces nuestro Web deberá prescindir de la perfección profesional para ir a modelos más cercanos al comportamiento real de los usuarios a los que intentamos fidelizar.

Como resultado de todo esto, una de las tendencias hoy día va hacia no presentar una sola información de la Biblioteca, sino a la personalización de dicha información, es decir, distintas formas de presentar la información de la Biblioteca en función de los perfiles de los grupos de usuarios...

  - Biblioteca de la UC3M: http://www.uc3m.es/uc3m/serv/BIB/indice.php
Veanse los servicios agrupados por perfiles, según estos sean más útiles para el grupo de usuarios, en el marco de la izquierda.
 
  - Biblioteca de la UAM: http://biblioteca.uam.es/
Véanse las guías de apoyo al estudiante y apoyo al investigador. Más que Web por perfiles se trata de una recopilación con explicación de los servicios más interesantes para estos grupos de usuarios.
 

E incluso hay sistemas que intentan un modelo de web "personalizable"

subir

 

subir

3. Bibliografía

  - JIMENEZ PINO, M. Evaluación de sedes web. Revista española de documentación científica , Vol. 24 : Num. 4, 405-433  
  - MARCOS, MARI CARMEN. Guía de la supervivencia en Internet para bibliotecarios. Profesional de la información . Vol. 12, Nð 3 (2003), p. 245-246  
  - MERLO VEGA, J.A. 50 aplicaciones bibliotecarias de Internet. Educación y biblioteca , noviembre 1999,  n. 106, p. 38-47. http://exlibris.usal.es/merlo/escritos/aplica.htm  
  - NÚÑEZ, LLUISA . Las bibliotecas en la era de Internet . Educación y biblioteca; 2001; Nº 122 ; pp. 40-43  
  -

TRAMULLAS, J. Diseño de información para el web, 1996-2000. Un análisis bibliográfico selectivo. El profesional de la información, Vol. 10 : Num. 12 (2001), p. 34-40.

 
  - ZAPATA CARDENAS, CARLOS ALBERTO. La brecha digital: internet y algunos problemas asociados al concepto tradicional de biblioteca. Pez de Plata : Bibliotecas Públicas a la Vanguardia 1(2) (2004). http://eprints.rclis.org/archive/00004064/  

subir

 

subir

   
 
  continuar Continuar  
   
 
Autorizada la reproducción citando la fuente: Julio Macías González. Unidad de Autoformación. SEDIC 2005